¿Por qué es necesario un protocolo sobre salud?

Las personas con autismo pueden tener dificultades para entender el mundo, que hagan que se relacionen, se comuniquen y reaccionen ante el entorno de una forma diferente. A pesar de que tienen los mismos derechos que el resto de la ciudadanía, actualmente muchas personas autistas tienen problemas para cuidar de su salud y acudir a los servicios médicos.

La Consejería de Salud y Consumo y la federación Autismo Andalucía han trabajado en un protocolo para garantizar que las personas con autismo y sus familias puedan usar mejor los servicios públicos de salud. Se trata de facilitar el acceso del colectivo en igualdad, a través de la implantación de unas sencillas medidas en sus visitas a las consultas del centro de salud y del hospital, a urgencias, al dentista, entre otros. 

¿ Qué se quiere conseguir con este protocolo?

¿Qué medidas recoge este protocolo?

Entre otras medidas, el protocolo para que las personas con autismo puedan usar mejor el sistema sanitario público de Andalucía incluye recomendaciones para preparar la visita y también pautas para cuando se acude a la consulta. A modo de resumen:

Antes de la visita

Las personas con autismo, sus familias o cuidadores pueden preparar y anticipar lo que les va a pasar cuando acudan a la consulta. Para ello se pueden realizar simulacros, visitas para acostumbrase poco a poco a la consulta, utilizar apoyos visuales o que los profesionales sanitarios se identifiquen antes con su foto.

También se puede hacer una entrevista entre personal sanitario y personas con autismo, acompañantes o familiares antes de la visita, para conocer en qué puede necesitar ayuda, así como acordar horarios para la cita.

Se evitarán los desplazamientos, por ejemplo, agrupando las pruebas en una sola cita o se ofrecerán otras alternativas  a través del uso de  las nuevas tecnologías, tales como, consultas virtuales, por teléfono, etc.

Los lugares para la espera deben ser tranquilos y tener pocos estímulos sensoriales.

Durante la consulta

Al llegar al centro hospitalario, la persona con autismo puede identificarse para que sea atendida según este protocolo.  

Las personas con TEA tienen especiales dificultades con las esperas. Para evitar situaciones estresantes este protocolo recomienda ajustar los tiempos a las citas para que no tengan que esperar turno, incluso que puedan entrar antes a la consulta, si así lo necesitan.

Durante la consulta se les permitirá estar acompañado de sus familiares, así como que permanezcan en un entorno tranquilo, y con pocos estímulos sensoriales.

Otra medida que se refleja en este protocolo es que participe el menor número de profesionales e incluso se puede nombrar a una persona de referencia para que se coordine con el resto de profesionales sanitarios. Que participen el menor número de profesionales posible.

Consulta y descarga el Protocolo completo:

Versión Extendida Versión Facilitada

Conoce más sobre el plan de mejora de atención sanitaria a las personas con autismo aquí

 

 

 

 

logo autismo

CONTACTO

logo hoja

Copyright © 2022 Federación Andaluza de Padres con Hijos con Trastornos del Espectro Autista

Diseño y Programación H-tecnologia | Aviso Legal